×

Mensaje de error

Notice: Undefined offset: 0 en tb_megamenu_sync_config() (línea 330 de /usr/share/drupal/sites/all/modules/_custom/tb_megamenu/tb_megamenu.functions.inc).

El Vestido Popular de la comarca del Cintora aglutina las características típicas del traje pinariego y del arreo de las zonas de sierra. La situación estratégica de nuestro municipio entre los valles del Duero y del Razón junto con la influencia en el vestir introducida por los indianos hizo que el vestido de nuestra comarca tomara notas diferenciadoras.

Para el avío diario la mujer vistió sayas de grueso paño de color pardo, azul o negro. La saya encimera la recogían sobre la bajera para realizar las labores del campo y se la colocaban sobre la cabeza a modo de prenda de abrigo. Para cubrir el torso camisa de lienzo hilado en casa y sobre esta jubón de paño. A modo de abrigo y cubriendo el torso pañuelo de algodón o de merino.

Para los días de fiesta vistió la mujer, sayas de diferentes colores amarilla, roja o verde para las mozas y de colores morados y negros para las casadas. A principios del S.XX y por influencia de los indianos la mujer comenzó a vestir amplias sayas de merino o de indiana. Sobre el jubón de paño fino y en los días de fiesta la mujer lució mantón del ramo o de Manila

El vestido del hombre fue más austero, para el trabajo diario vistió el hombre calzón o pantalón de paño negro o pardo y chaleco del mismo material sobre camisa de lienzo. Para evitar el roce de la ropa en el trabajo gustaban por toda la zona de vestir zahones de cuero tanto hombres como niños. El traje del pastor era característico ya que estaba confeccionado con estezados de piel de cabra en algunos casos finamente bordados por los propios pastores en las largas noches que pasaban en los quintos de la sierra o en el camino de Andalucía.



 

Para los días de fiesta el hombre de esta comarca vistió pantalón y chaqueta de paño, camisa de lino fino que en algunas ocasiones estaba finamente bordada. Sobre esta chaleco de paño o terciopelo labrado. El colorido del traje masculino para los días de fiesta fue el negro dando la nota colorista el brocado del chaleco, el color de la faja o el pañuelo que solían anudarse en la cabeza. Pieza de solemnidad fue la capa de paño, las había negras o pardas y fueron prenda imprescindible en los actos de Ayuntamiento y en las procesiones.



 

El interés que siempre ha tenido el pueblo de El Royo en el vestido popular de nuestra tierra ya quedó reflejado en la primera exposición que tuvo lugar en nuestra localidad con motivo de las fiestas patronales del año 1922.





Enrique Borobio.


Comparte esta Página